APYMER
Inicio Correo electrónico RSS Feed Facebook Twitter Entrar a la Intranet Buscador Avanzado

Ventajas

Facilidades para empresarios y clientes

Ventajas de la mejora urbanística de la actividad comercial

Las positivas experiencias internacionales y nacionales, la clara apuesta de la Unión Europea por modelos urbanísticos y comerciales de estas características permiten pronosticar su éxito.

El usuario, con los nuevos hábitos de compra demandan, cada vez más, una oferta de ocio y divertimento paralela al acto de compra.

Ante esto, resulta imperiosa y evidente la necesidad de desarrollar nuevas fórmulas de promoción del Centro Urbano de nuestra Ciudad, para poder llevar a acabo la conservación y reactivación del pequeño y mediano comercio de Ronda.

Los Centros Comerciales Abiertos son una oportunidad única de disciplinar a los empresarios que lo componen. Hay que elegir aquellos elementos que, de alguna forma, homogeneicen el Centro de la ciudad, embelleciéndolo y que a la postre, sea un elemento de atracción para el ciudadano de a pié se sienta a gusto y cómodo.

Si los Conjuntos históricos (símbolos y referencias de la Ciudad) no se usan, los Centros históricos (origen y alma de la ciudad) se mueren, por ello ambos tienen que ir de la mano a través del instrumento más adecuado, como es el Centro Comercial Abierto. Mirar al centro de Marbella, como se esta quedando y Ronda no tiene ni la población de Marbella ni su poder adquisitivo.

Esta delimitación deberá ser lo más restringida posible. Incluirá la calle o ejes comerciales más importantes del Centro de Ronda, así como del resto de zonas comerciales más visitadas por la población visitante y residente.

Aunque debemos evitar delimitaciones zonales extensivas y contemplar criterios estrictamente comerciales.

Sobre estos ejes comerciales, y como parte esencial del Estudio de Viabilidad, se redactará un Proyecto de Mejora Urbanística de la Actividad Comercial, que aumente la capacidad peatonal, limitando el tráfico rodado de paso, regularice las señales de identidad del espacio urbano convertido ahora en Centro Comercial Abierto, y delimite Puertas de Entrada fácilmente reconocibles, en todos los ejes comerciales de consideración peatonal; y la posibilidad de crear un parking subterráneo.

Debilidades y amenazas del C.C.A.

2. Dificultad de sobrepasar el tope del 65% de afiliados a la organización, con una media situada en torno al 50% del total de los establecimientos.

4. Posible y más que probable pérdida de cuota comercial por parte de los Centros Comerciales Urbanos Tradicionales en beneficio de las nuevas grandes superficies y centros comerciales ubicados en el extrarradio.

Las Grandes Superficies, tienen una natural capacidad de aglutinar una amplia gama de actividades a su alrededor, ya que en su viaje de implantación en la periferia de las ciudades, les acompañan siempre las firmas comerciales más significativas. Lo que provoca la consiguiente pérdida de atractivo urbano en las áreas centrales consolidadas de la cuidad, es decir en el Centro Urbano Tradicional, y la fuga de capital circulante, que produce empleo, bienestar social y económico.

El comercio tradicional, se encuentra en un entorno amenazado por las posibles instalaciones de grandes superficies comerciales altamente especializadas, y con una elevada capacidad de gestión empresarial. Esto nos obliga a mantener una evolución constante con la finalidad de no perder nuestra cuota de mercado. Con el Centro Comercial Abierto tenemos en nuestras manos un ambicioso proyecto comercial que ampare la supervivencia empresarial, comercial y económica de nuestra Ciudad. El patrimonio, el fondo de comercio que poseemos, los usos y costumbres de nuestros clientes, y si le incorporamos, entre otros, (dinamización y una mejora sustancial de la accesibilidad, aparcamientos, mobiliario urbano, comodidad, esparcimiento, entretenimiento, iluminación y lo planteamos como lugar de ocio, entretenimiento y comunicación, etc.) podremos tener una un tejido empresarial capaz de frenar la fuga de clientes hacia otros puntos de ventas.

En definitiva, se plantea la necesidad de la organización comercial de nuestro tejido empresarial, con un importante y ambicioso proyecto de Centro Comercial Abierto, que redundará al máximo, en beneficio del conjunto de nuestra economía municipal: empresarios, comerciantes, aumento y creación de nuevos puestos de trabajo, revalorización urbanística de la ciudad y confluencia masiva de visitantes, que al final se traducirá en generación de riqueza para Ronda.

Normalmente es un hecho asumido que la especialización y mejora del nivel de servicio, es uno de los aspectos esenciales para el aumento del nivel de competitividad del pequeño comercio, dentro de un entorno amenazado por la implantación de las grandes superficies comerciales. No se reconoce, sin embargo, la necesidad que para el pequeño comercio tiene, como garantía de su existencia y competitividad, el estar ubicado en una aglomeración dentro de la ciudad. Tampoco se es consiente del alto valor estratégico que tales centros comerciales tradicionales suponen en el contexto global de la ciudad por su capacidad para dirigir el crecimiento del núcleo urbano.

Sin embargo; favorecer el desarrollo del atractivo comercial de tales centros supone no sólo favorecer a un colectivo de actividad comercial determinado sino, lo que es más importante, potenciar, rehabilitar y proteger el conjunto de la ciudad con la inversión pública y privada, y el apoyo incondicional de toda la población. La recuperación de la calle, de las áreas urbanas, de los elementos históricos y arquitectónicos, de las infraestructuras públicas, son algunas de las consecuencias que tiene una opción de estas características. En fin, un modelo de este tipo puede o debe servir para aumentar el atractivo de las aglomeraciones comerciales ya existentes, de acuerdo con una experiencia acreditativa dentro del panorama nacional e internacional.

Ventajas para Ronda

Resurgimiento de Ronda como cabecera de la comarca, consecuencia de la mejora de las comunicaciones, la modernización del comercio y las ofertas del ocio.

Tienen especial relevancia, a la hora de implantar un proyecto de estas características, cuestiones tales como: la movilidad, la seguridad y la limpieza; ya que un CCA contribuye al desarrollo económico de las ciudades. Este tipo de decisiones políticas se deben tomar, teniendo en cuenta las peticiones de los agentes implicados en el espacio urbano que se pretende modificar.

Pero también la cultura es importante en el centro de las ciudades. El CCA es un espacio multicultural, ya que en los centros de las ciudades convergen todos los estratos sociales y, por otra parte, tiene gran valor cultural, porque al encontrarse en los cascos históricos ofrece a todos sus usuarios: empresarios, consumidores y otros agentes socioeconómicos; toda un abanico de posibilidades culturales y de ocio: teatros, museos, monumentos…

En cuanto al programa promocional de un CCA, se podrían insertar en el mismo actividades tales como: conciertos en espacios abiertos, creación de espacios multiculturales mediante la dotación de obras contemporáneas que ocupen espacios públicos, creando así, espacios multiculturales, apertura a todos los usuarios de un CCA, de las instituciones culturales, mediante pantallas en teatros…

Por último, cabe destacar que las Asociaciones de Comerciantes, impulsoras de esta fórmula, deben ser aglutinadoras de todos los agentes interesados en el desarrollo urbano y debe servir de intermediario entre el poder político y los comerciantes, en dos vertientes, la primera con intervenciones a nivel estatal, influyendo en la legislación del sector; y la segunda, a nivel local, desarrollando acciones con la ayuda de las administraciones locales.

Para realizar

En el Tema de Centro Comercial abierto ó Centro Ciudad, no se tiene una varita mágica, pero hay que coger experiencias de otros sitios y acoplarlos a nuestra Ciudad. Y sobre todo las decisiones políticas deben definirse en colaboración con los Ciudadanos, tema de Urbanismo Comercial, Iluminación, Animación en las calles, y sobre todo premiar la creatividad, la ilusión, porque eso implica a las personas, por tanto las estrategias siempre deben ser privadas, y publicas,(Administración)

La tarjeta de fidelización uno de los aspectos fundamentales en la compra para el comercio tradicional, no en vano lo llevan haciendo las grandes superficies con un éxito abrumador y entre sus prioridades siempre ha estado el fidelizar a los usuarios. Desde APYMER queremos que el comercio tradicional tenga esta arma a favor de los que compran, y con ello se inculca al usuario de que es siempre mejor comprar en el establecimiento habitual, para ello APYMER ha puesto en marcha la tarjeta de fidelización que contará en principio con los casi tres mil socios, en una segunda fase se hará extensivo a familiares, y posteriormente la intención es de hacerlo extensivo a los empleados de los socios, para disfrutar de los descuentos y ofertas que los negocios adheridos a esta iniciativa propongan, contando que en un par de años tengamos el máximo de comercios adheridos y sobre treinta ó cuarenta mil tarjetas en circulación.

Todo ello se publicitará en las diferentes revistas pagina Web y folletos al efecto que desde APYMER pondremos en marcha, también varias iniciativas como publicitar en autobuses y otro medios de transportes que la compra en el comercio tradicional de tu Ciudad te puede salir más rentable.


© 2014 Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Ronda - Aviso Legal - Diseño Web Arundanet

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para su funcionamiento y para estadísticas. Si continúa navegando entendemos que las acepta. Más información - X